El Salmo 133

SALMO: del vocablo latino psalmus, término empleado para la composición que se canta o se pronuncia con la finalidad de alabar a una divinidad

Al escuchar el Canto de ascenso gradual de David conocido por nosotros como el salmo 133, se invita a la armonía y tratar de entender su significado mas allá de lo que esta leyendo el Maestro de Ceremonias, es cierto que la preparación para entrar a los trabajos se hace desde que se escucha el primer malletazo y se dice: “Silencio hermanos míos, estamos en logia” justo en ese momento nos preparamos para dejar afuera de la logia todas nuestras emociones, sensaciones y pensamientos profanos, la solicitud de silencio y quietud tiene por objeto despojarnos de la fuerte carga del ego que traemos ya que durante el proceso del ritual, influye en las cargas negativas que impiden el flujo de energía.

Pero ¿Qué tiene que ver lo anterior con el salmo 133?

¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía!

Se refiere principalmente a armonizar el interior, que a alinear los chacras para, de esta manera, ser coherente y congruente en lo uno piensa, en lo que se dice y en lo que se hace. Generalmente en el mundo profano se desata una lucha entre el corazón como depositario de los sentimientos y emociones, y el cerebro, como parte racional y mental. Cada uno de ellos es muy importante en nuestra vida, pero aun no hemos sabido equilibrarlo, por tanto no podemos hablar de armonía; siempre que se encuentren en pugna, o bien, uno de los dos domine.

La unión de Intelecto con la Emoción en forma armoniosa y provechosa debe estar dirigida a servir a la divinidad y no a la consecución de la ostentación y las vanidades profanas.

Es como el buen óleo sobre la cabeza, el cual desciende sobre la barba, la barba de Aarón, y baja hasta el borde de sus vestiduras;

¿Que es el buen oleo? El buen óleo o aceite de las olivas, se consigue triturando las aceitunas, lo cual significa que se manifiesta tras estrujar los límites de la materialidad, y que solo surge a través del esfuerzo y la dedicación. Por eso menciona que el oleo sobre la cabeza que es el asiento de la razón, la que debe conducir los pasos de cada persona, y no la emoción, para que su conducta sea lógica, racional, con discernimiento y cordura. Pero manteniéndose en todo momento en armonía, Significa también la espiritualidad.

¿Por qué desciende sobre la barba de Aarón? La barba, representa la dignidad, el contacto y la comunicación respetuosa con los semejantes. Inicia en el pensamiento, éste desciende directamente hacia las emociones, por tanto se expresa, y se manifiesta sobre el prójimo y el entorno. También indica que el aceite llega “hasta el borde” de esas vestiduras espirituales, indicándonos claramente que hay un límite dentro de nuestro “libre albedrío”.

Como el rocío de Hermón, que desciende sobre los montes de Sión; porque allí envía Jehová bendición, y vida eterna.

Así como el rocío baja desde la altura, el óleo desciende también de lo alto. Lo que indica que las pretensiones personales deben ser puestas en los más elevados principios, no en la avaricia ni en la mezquindad profana. Siguiendo el sendero de la espiritualidad y teniendo lo más elevado y trascendente como faro y guía nuestro, y estando además dirigidos por un claro intelecto que no está divorciado de las emociones (que son las que nos dan el impulso necesario para tomar acción), es que nosotros podemos actuar con discernimiento y armonía interna, y por eso se nos asegura que con ello estaremos en la senda en la cual encontraremos “la trascendencia”.

Ap:. M:. Silvia Fernández Urenda.
Or:. de Coacalco a 21 de septiembre de 2017 E:.V:.

Comments

comments

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *