Winston Churchill

Sir Winston Leonard Spencer-Churchill nació un 30 de Noviembre de 1874. Fue iniciado en la Logia Studholme No. 1591 el 24 de Mayo de 1901.

En la Biblioteca y Museo de la Masonería se expone el mandil del Ilustre Hermano Sir Winston Churchill. La inscripcion en el pouch dice en letras doradas: Bro. Winston L.S. Churchill Studholme Lodge No 1591.

Fue un escritor, militar, estadista, historiador, orador primer ministro británico. Recibió el premio nobel de literatura en 1953 en honor a sus brillantes discursos, artículos periodísticos y obras históricas.

Sir Churchill fue el primero en alertarse sobre la situación de Adolf Hitler y el armamiento de la Alemania Nazi. Abogó tempranamente por el fortalecimiento militar de Gran Bretaña frente a la sombra Nazi. Durante la segunda guerra mundial particularmente los discursos de Sir Churchill fueron una inspiración para el pueblo británico. En todo momento además Churchill fue un acérrimo aferrado a los conceptos de la democracia. Es famosa su frase de “No me quiten el Referendum, que me matan la Democracia”.

Iniciado en la masonería

Trevor Ravenscroft, fallecido hace cinco años, cuenta en El pacto satánico (Editorial Robin Book) cómo su propio iniciador Walter Johannes Stein conoció a Hitler en Viena, en sus tiempos de estudiante, siendo muy revelador el estado psíquico de Hitler, especialmente cuando se quedaba observando fijamente la lanza de San Mauricio, en el Museo de Hofburg.

Tras la anexión de Austria, pudo finalmente tener bajo su control el arma que se asegura atravesó el costado de Cristo y que la tradición austríaca considera un talismán de gran poder. Stein, refugiado en Inglaterra antes de la guerra, asesoró confidencialmente a Churchill sobre Hitler y su círculo inmediato, en el que había grandes apasionados del ocultismo, como Hess y Himmler, aunque aquel no hizo mucho caso de algunas de sus recomendaciones.

Churchill fue iniciado en la masonería en 1903, aunque más tarde dimitió, llegando al punto de denunciar -en 1920 la conspiración revolucionaria a la que habrían contribuido algunas sociedades secretas.

Casualmente, cuando un amigo mío compró una casa en Westerham, Kent, a un kilómetro de la mansión de Churchill, encontró en el sótano de la misma los libros y el archivo de la logia masónica United Studholme 101, donde figuraba el nombre de Churchill. Yo mismo devolví estos documentos a la Gran Logia de Inglaterra.

No tengo ninguna duda de que Churchill comprendía el mundo esotérico. Sobre sus vinculaciones con prominentes miembros de sociedades secretas todo lo que conocemos son pequeños retazos. Así, por ejemplo, entre sus amigos íntimos se contaban el vizconde Frederick Leathers y el conde de Selborne, presuntos miembros del Priorato de Sión, de cuyas fascinantes maniobras hablaremos en un próximo articulo.

Todo el desarrollo de su jardín en Westerham, realizado por él mismo en sus años de exilio político, es esotérico. Hay una gran línea energética que pasa directamente por sus rosales, combinándose magistralmente con una piscina-lago circular.

masonesfamosos.com

Comments

comments

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *